Vacaciones en Paz


"Oporrak Bakean" egitaraua Tindoufen (Algeria) erefuxiatuen kanpalekuetako saharar umeak Euskadiko familien abegian datza.

Egitarau honek bi helburu ditu: alde batetik, ume horiek urte osoan zehar jasaten dituzten baldintza gogorrak arintzea ,  are gehiago udan basamortuaren tenperatura larriak kontutan eukinda,  hemen opor batzuk gozatzeko aukera eskainiz, baita  harremanetan dauden familiekin ezartzen den kultur-trukez ikastea, eta gure artean dauden bitartean  osasun-azterketa eta elikadura egokia jasotzea batez ere.

Beste aldetik, bide batez, bertako herritarrak sentsibilizatzeko egitarau bat da, familia askok harreman horren bidez azken 39 urteetan Saharar Herriak jasaten duen utzikeria ezagutzeko aukera dutelako. Egitarau honi esker etorten diren saharar umeak euren herriaren enbaxadore onenak bihurtzen  dira, atzerriratzearen  bizitzaren errealitatea abegi egiten dituzten etxe eta hirietara eramanez.

Abegi jarduera hau ez da gure komunitatean bakarrik  egiten, estatu maila osoan baizik. Euskal Herrian urtero 350  saharar ume gutxi gorabehera abegi egiten da.

Holako ume bat abegitzeko ez da beharrezkoa maila ekonomiko handia edukitzea, gastuen artean garestiena bidaia delako  eta hau umea joaten den herriko udalak ordaintzen baitu.

Umeen egokitzapenari  dagokionez, kontutan eduki behar da, hasieran , eta bereziki  basamortutik inoiz irten ez diren umeentzat , oso gogorra izaten dela, ez bakarrik beraien eta gure klima eta ingurunearen arteko ezberdintasunengatik, baizik eta, bereziki, kultura biak oso esberdinak direlako. Hasieran ume horien lehenengo sentsatsioak babesgabetasuna eta ziurgabetasuna  izaten dira eta horreri gehitzen bazaio hizkuntzak eragiten duen inkomunikazioa, horrek guzti horrek erreakzio desberdinak sortarazten  ditu: euretariko batzuengan, batzutan, haserre jarrera edo beldurra, beste batzutan, aldiz, otzan eta malenkoniatsua, baina normalena da aste bat edo bitan, kasuen arabera, patzientzia apur batekin, bere egoera berriari  ondo moldatzea, elkarbizitza normalizatzea eta azkenean  denontzat harreman hori ahaztezina den esperientzia berri baten bilakatzea.

Saharar umeak  guretzat oso arruntak diren gauzekin liluratzen dira, adibidez: dutxa bat, errepideak, garbigailu bat, hondartzak edo igerilekuak, horrek, guztiak  ikuskizun handiak dira eurentzat. 

Inongo zalantza barik, saharar ume bat abegi egiteak uda desberdin bat gozaraziko digu.

El programa "Vacaciones en Paz" consiste en la acogida por parte de familias de Euskadi de niños y niñas saharauis procedentes de los campamentos de refugiados saharauis situados en Tindouf (Argelia).

Este programa tiene un doble objetivo, por un lado paliar las duras condiciones de vida que sufren los/as pequeños/as todo el año, pero que se recrudece en verano debido alas altas temperaturas que se alcanzan en el desierto, ofreciéndoles unas vacaciones en las que puedan disfrutar, aprender del intercambio cultural que realizan con las familias que los acogen y sobre todo, que reciban un reconocimiento médico y una alimentación adecuada durante su estancia entre nosotros.

Por otro lado, es un gran programa de sensibilización, por el qué muchas familias son conocedoras de la situación de abandono que sufre el Pueblo Saharaui desde hace 39 años; gracias a este programa, los niños y niñas saharauis se han convertido en los mejores embajadores de su Pueblo, llevando a cada casa y ciudad en donde son acogidos la realidad de la vida en el exilio.

Esta actividad no se realiza únicamente en nuestra Comunidad Autónoma, se realiza a nivel estatal. Euskadi acoge anualmente en torno a unos 350 niños y niñas saharauis.

Al contrario de lo que se pueda pensar, no hace falta tener un nivel económico alto para poder hacer frente a la acogida de uno/a de estos/as niños/as, pues por regla general del viaje que es lo más costoso, suele hacerse cargo el Ayuntamiento al cual va el/la menor.

En cuanto a la adaptación del/a menor entre nosotros, hay que tener en cuenta que al principio, y sobre todo para los/as niños/as que nunca han salido del desierto, resulta muy duro, no solo por las diferencias del entorno y el clima, sino esencialmente por la diferencia de culturas entre nosotros. La primera sensación que suelen experimentar estos niños y niñas es el desamparo y la incertidumbre que, acompañado por la incomunicación que supone el idioma, provoca que un porcentaje de los niños y niñas, en ocasiones reaccionen de forma airada o temerosa en unos casos y sumisa y melancólica en otros, pero lo normal es que en el plazo de una o dos semanas, según los casos, y teniendo un poco de paciencia llegan a asumir la nueva situación de manera satisfactoria pasando a normalizarse la convivencia de forma que al final resulta una experiencia inolvidable para ambas partes.

Los niños y niñas saharauis se entusiasman con cualquier cosa que para nosotros es habitual, la ducha, las carreteras, una lavadora, la playa o la piscina, se trasforman para ellos en el espectáculo más increíble.

Sin duda, acoger un niño o niña saharaui nos hará pasar un verano diferente.


Aspiraciones de los niños saharauis
Llegada de los niños saharauis a Euskadi

Colabora con el Pueblo Saharaui